¿Quién puede utilizar este tipo de Alarma? Con finalidad terapéutica e higiénica cualquier persona a partir de los 5 ó 6 años que presente enuresis nocturna (hacerse pipí en la cama). Con finalidad higiénica, no terapéutica, las personas con una discapacidad física, psíquica u orgánica que no tengan control o sensibilidad en la eliminación de la orina, tanto de día como de noche , y precisen ser avisados cuando se orinen.
¿Tengo que comprar sensores de repuesto? La alarma de enuresis lleva incluido un sensor de larga durabilidad. En caso de estropearse por el uso, se venden sensores sueltos sin necesidad de tener que comprar el aparato completo.
Mi hijo no oye el zumbador. La alarma de enuresis está provista con un sonido suficientemente intenso como para despertar a una persona motivada. Si su hijo no lo oye, es porque no tiene interés, y habrá que preguntarle si quiere dejar de orinarse. En caso de que conteste que no, es mejor suspender el tratamiento. En el caso poco probable de que tenga interés y no lo oiga, puede ir el padre o la madre e instarlo a actuar, pero nunca hacer lo que debiera hacer el niño. También es adecuado efectuar la llamada "Práctica positiva", es como efectuar una serie de ensayos por el día para automatizar la conducta por la noche. El niño se acuesta en la cama con la luz apagada, cuenta hasta 30, se imagina que ha sonado la alarma de enuresis , seca el sensor, apaga La alarma de enuresis , se levanta, se dirige al aseo para orinar, vuelve a la cama y re inicia el proceso durante 3 veces al día. El modelo de alarma "GOLD" dispone también de aviso por vibración (parecido a un teléfono móvil), para asegurar mucho más que se despierte el niño/a.
Cuando suena el zumbador mi hijo no se despierta.
Ir a su cama e instarlo a que se despierte y apague él el zumbador, lo seque y vaya al aseo, pero no lo apaguemos nosotros nunca. Al principio, en los primeros días suele ser necesaria una poca ayuda, pero recordemos que el protagonista es él. Nosotros siempre debemos ir detrás. A veces funciona bastante bien el reforzar al niño únicamente por despertarse e ir al aseo a acabar de orinar. El tipo de refuerzo varía según la edad, puede ser dinero, tiempo para estar en la calle con los amigos, vales canjeables, juegos, golosinas, etc. De todas formas, el mejor refuerzo para los niños enuréticos suele ser el mero hecho de no orinarse.
¿Si la alarma de enuresis funciona con una pila, ¿puede ser peligroso o producir una descarga eléctrica? La alarma de enuresis ofrece una altísima seguridad, ya que el sensor, mientras no suena el zumbador, no conduce electricidad ninguna, y mientras suena, el sensor conduce únicamente del orden de micro amperios y sólo durante un segundo.
¿Cuántos días ha de estar seco para quitarle La alarma de enuresis ? 15 días secos seguidos. Después quitarle La alarma de enuresis paulatinamente. Una semana a días alternos y la siguiente, dos o tres días no y uno sí, y así hasta quitarlo totalmente.
¿Cómo se apaga la alarma de enuresis ?
Primero seque el sensor y a continuación pulse el interruptor. Mientras el sensor esté húmedo, el zumbador no dejará de sonar. El hecho de tener que secar el sensor previamente, se ha hecho con intencionalidad terapéutica.
Cuánto dura la pila y dónde la puedo adquirir La pila dura un mes aproximadamente; según el uso.
Se puede encontrar en cualquier tienda de electricidad, grandes almacenes. Es una pila muy común. El modelo es de 2xAAA de 1'5v.
¿Cómo se limpia el sensor?. Con agua fría del grifo y jabón neutro
Mi hijo tiene 12 años y moja al menos un vez al mes, ¿se podría decir que tiene enuresis?. ¿Convendría que le pusiera La alarma de enuresis ? Para poder decir que un niño tiene enuresis nocturna son suficientes dos episodios mensuales en el caso de niños de 5 - 6 años y un solo episodio al mes en niños de mayor edad. Atendiendo a este criterio del DSM-IV, habría que considerar a su hijo como un niño enurético y sí sería conveniente la utilización de la alarma de enuresis .
Mi hijo oye la alarma de enuresis , pero cuando se despierta ya está todo mojado. Eso es debido a que no lo oye, o cuando lo oye no actúa y "se deja llevar".
Si se moja del todo y el sonido no le corta la micción, no sirve para nada. Lo importante es que moje poco, es decir que cuando suene, enseguida se despierte el niño, seque el sensor y se levante. Procurar que el sensor este bien puesto y ubicado en la posición correcta para avisar justo en el momento en que se produzca la micción.
¿Cómo es el aparato urinario? El Aparato urinario es un conjunto de órganos que producen y excretan orina, el principal líquido de desecho del organismo. En la mayoría de los vertebrados los dos riñones filtran todas las sustancias del torrente sanguíneo; estos residuos forman parte de la orina que pasa por los uréteres hasta la vejiga de forma continua. Después de almacenarse en la vejiga la orina pasa por un conducto denominado uretra hasta el exterior del organismo. La salida de la orina se produce por la relajación involuntaria de un esfínter que se localiza entre la vejiga y la uretra, y también por la apertura voluntaria de un esfínter en la uretra. Se eliminan aproximadamente 1,4 litros de orina al día. El volumen de orina formado por la noche es aproximadamente la mitad del formado durante el día. La orina normal contiene un 96% de agua y un 4% de sólidos en solución. Cerca de la mitad de los sólidos son urea, el resto incluye nitrógeno, cloruros, cetosteroides, fósforo, amonio, creatinina y ácido úrico.
A veces pienso que mi hijo moja la cama para fastidiarme, ¿es posible?

Algunos niños mojan la cama de una forma deliberada. Este tipo de comportamiento se muestra relacionado con conductas de oposición o desafío hacia los padres. Lo apropiado en estos casos es una intervención encaminada a restablecer una adecuada relación entre padres e hijos.
¿Puede ser que mi hijo moje la cama porque tiene miedo a ir al aseo? En efecto, en algunos casos, la conducta de mojar la cama aparece asociada a conductas de miedo a la oscuridad, a monstruos o fantasmas, a muertos, etc., en cuyo caso la elección terapéutica debería encaminarse a solventar previamente esos miedos.
¿Aparte de este tratamiento de la alarma de enuresis , ¿existen otros?. En efecto, existen otros tratamientos tales como:
Estimular de manera positiva al niño (por ejemplo, el uso de carteles con pegatinas por cada noche seca).
Medicamentos, según lo recete el médico de su hijo.

Entrenamiento para ayudar a aumentar el tamaño de la vejiga. Esto se realiza bebiendo agua y demorando la micción, tanto como le sea posible. Este ejercicio va muy bien porque fortalece el esfínter externo, y aumenta el volumen funcional de la vejiga, y puede utilizarse de forma complementaria a la alarma de enuresis.
Psicoterapia, recomendada cuando existe un conflicto familiar o cuando el niño tiene un problema específico como una fobia, celos, etc.

¿De los distintos modelos que disponen cuál de ellos me aconsejan, sabiendo que tenemos un hijo con capacidad de autocontrol? El modelo más vendido para particulares es el modelo "GOLD" ref. 230005, esta alarma avisa mediante sonido y vibración a la vez, de esta forma se asegura que el niño/a se despierte. Utilizando el modo "solo vibración" se utiliza para no alertar a otros acompañantes, en colonias, amigos, etc...
¿Cómo tengo que actuar con mi hijo?, a veces no sé si lo hago bien. ¿Me podría exponer unas pautas generales? Mostrar confianza y respeto hacia su hijo. Fomentar su independencia y privacidad. Respetar sus sentimientos. Hacerle sentir que usted cree en él. Proporcionarle seguridad emocional. Ser amable y cumplir lo que se le dice. Hacer que su hijo se sienta seguro cuando exprese sus sentimientos. Proporcionarle seguridad física. Proporcionarle las necesidades básicas (alimentación, vivienda y ropa). Enseñarle hábitos de higiene y nutrición. Mantenerlo con unas pautas familiares adecuadas. Velar por su seguridad y atenderlo cuando no se encuentre bien. Mantener unas normas de convivencia Ser coherente! Poner unas normas claras, apropiadas a su edad, y que se cumplan siempre. Ser claro con los límites de su conducta. Usar la seriedad al darle instrucciones, no los castigos. Reforzar positivamente conductas adecuadas con sonrisas, abrazos y alabanzas. Ignorar conductas inapropiadas como las rabietas o el enfurruñamiento. Compartir tu tiempo con tu hijo. Participar en sus actividades escolares y deportivas. Incluir a tu hijo en tus actividades. Darle apoyo en sus labores escolares y preocuparse por sus intereses y actividades en general. Mostrarle afecto de forma espontánea y frecuente. Cuídese a sí misma y a su pareja Tómese un tiempo para usted para hacer cosas que le gustan.. Cuide de su salud, manténgase saludable.
Algunos centros y agrupaciones en dónde recomiendan nuestras alarmas: